miércoles, 18 de julio de 2012

BAJO TIERRA SOCIAL BELIEVES



Me pregunté, con mucha fuerza me pregunté, cuán enterradas en la conciencia colectiva están  esas ideas de que cuanto más trabajes, mejor persona serás; cuanto más consientas a tus hijos, mejor padre te volverás y otras barbaridades que, de tanto cuestionarme, me vi, de pronto, a metros de profundidad bajo tierra, cayendo por un túnel que parecía no tener fin.
Allí abajo me encontré con viejos familiares y amigos que me recibieron con un gran banquete de bienvenida al creer que por fin comulgaría con ellos  y sus arraigadas creencias morales.
A la salida me cobraron la comida y dos multas, una por disturbio en propiedad privada y otra por haber bajado tanto sin arnés reglamentario.