jueves, 22 de abril de 2010


El eterno mientras tanto

Fuente Mollypedia:
* Dícese del entre tiempo entre una acción y otra, el durante paralelo de una acitividad aparte.
* Consuelo temporario de muchos al no concretar un fin deseado (Me gusta Osvaldo, mientras tanto me consuelo con Martinsito)

Y no me digas que nunca te sucedió. Ese mientras tanto que acabo siendo eterno. Ese "lo agarro a Cacho un rato para darle celos a Jaime" y al final termina resultando que Cacho tenía un cacho de nuerona más que Jaime.Es que esto viene de antes, claro. Y si de culpar a alguien se trata, hacele un ring a Freud que en un sms te escribe : "Fue tu madre!".
Y claro, eso me ha sucedido. Yo de pequeña no era así, no y no. De chiquita, yo te prendía la hornalla, ponía la pava y hasta que no hervía el agua no me movía de ahí al lado. No me preguntes que hacía exactamente, pero en tales momentos parecía no haber otra cosa más importante ni de mayor urgencia que esperar pacientemente el temblorsito de la pava previo a hervir (hasta te digo que el agua quedaba mas rica) Pero mi mamá es 8 en numerología y dicen por ahí que son gente autoritaria.Ella nunca toleró mi aparente estabilidad y control de la ansiedad y se ve que, de ansiosa y envidiosa que era, me retaba si las cosas se hacían de una por vez. "
Dejame a Mí Marianela que vos tenes un fríiiio en el alma, inútil! "
Y así, tal cual, estirando la "i" del fríiiiio (insulto que jamás terminé de entender porque el frio en el alma a mi me refiere a una persona sin sentimientos y no a una mocosita de 10 años que es lenta en los quehaceres del hogar) me daba el sermón de que en la vida hay que ser proactivos y me enseñaba cómo ella, expertamente, se ahorraba 2 valiosísimos minutos preparando las tazas con sus respectivos platitos y cucharas haciendo juego antes que el agua hirviera.
Con el fin de conservar mi integridad psíquica me adapté y me terminó moldeando a su manera en lo que refiere a
multitasking. Tanto que, incluso hoy en día, te camino una cuadra de las de Pellegrini (que son bien largas) en menos de un minuto si quiero, y mientras tanto hablo por celu, me como un chicle y saludo al canillita de la cuadra.
Y volviendo a la pava. Ya no solo evitamos la hornalla y coronamos el microondas sino que, en un cálculo minucioso de minutos (yo cuando uso el microondas pongo numeros impares), antes de que el
"piiip piiip piip" te avise que tu agua ya fue mágicamente calentada por unas ondas galácticas,todo el set de merienda o desayuno ya está más que listo.
Hoy si caliento agua en el micro, calculo el tiempo, preparo la taza, le pongo el azúcar de ante mano y hasta invento juegos mentales de velocidad y multitareas"Bueno, puse la taza 1:39, osea que en ese minuto tengo tiempo de ir hasta la compu, ver en qúe foto me etiquetaron, putear al responsable y volver antes que suene" Y te digo que incluso supero esa cantidad de tareas.
En ese lapso de tiempo, corrí a mi pc, vi la foto, putié a quien la publicó, me desetiqueté, vi la foto de la actual de mi ex y hasta me di el lujo de compartir con mi amiga Lupita lo fea que es y la música de mierda que escucha. Luego corrí (si, saltando los dos escalones de entrada a mi pieza cual caballo de equitación) hasta la cocina y en una cuestión de segundos, el
piiip se hizo presente: "gané!! "
Y aquí me tienen, alegorando al
mientras tanto que mi madre me enseñó a nunca desaprovechar.